• Caballones: Son bancales ordinarios de superficie ligeramente inclinada para que la tierra reciba más la luz del sol a ciertas horas ya que de ese modo las plantas dispondrán de mayor cantidad de calor.
  • Camas: Se denomina  camas al conjunto de estiércol capaces de producir una temperatura elevada. Se utilizan en cultivos de manera que sobresalgan unos centímetros de la superficie cultivada a modo de pequeña barrera rectangular para abrigar al cultivo del frio. Las temperaturas que se desarrollen a través de las camas dependerán del grado de fermentación. Por otro lado las camas también pueden estar protegidas con esteras, paja… para evitar pérdida de calor.
  • Cajoneras: Su función es similar a las camas pues limitan la superficie del cultivo pero en este caso a modo de cajón de madera cubierto por vidrieras que son fundamentales para aumentar o disminuir el calor según las distintas posiciones. Pueden llegar a coger mayor temperatura que las camas y suelen ser de quita y pon, por lo que tienen unas asas para transportarlas cómodamente. Los cristales no deben tocar la tierra y en las horas de más calor se deberá dejar alguna entrada de aire. Normalmente las vidrieras se suelen suprimir a partir de marzo a no ser que fuera un mes demasiado frio.
  • Costaneras: Se trata de una faja de terreno situada a lo largo de un muro que sirve de protección solar o contra los vientos. Sería muy aconsejable que el terreno estuviese en pendiente hacia afuera.
  • Espalderas: Es un muro destinado a proteger una fila de arboles o frutales pero también se le denominan espalderas   a cualquier superpuesto contra la pared utilizado para que se entrelace las plantas trepadoras.
  • Contraespaldera: Es el enrejado que sirve  para el sostén de la fila de árboles pero además suelen utilizarse para la protección de hortalizas y arbustos.