1. Burj Khalifa. La población más turística de Emiratos Árabes, Dubái, es la responsable de tener entre sus calles al –de momento- edificio más alto del mundo. Mide la escalofriante cifra de 828 metros, por lo que es la única construcción visible desde cualquier punto de Dubái. Tras seis años de obras y con la participación de más de doce mil trabajadores de 30 países del mundo, este altísimo rascacielos se inauguró en 2010. Sin embargo su terraza-mirador está a mitad de la torre, a unos 442 metros de altura, pero ofrece igualmente unas vistas de ‘vértigo’.

El Burj Khalifa es el edificio más alto, con una altura de 828 metros

  1. Makkah Royal Clock Tower Hotel. La torre de reloj más alta del mundo, visible a más de 20 kilómetros de distancia y situada a una altura de 600 metros está en la Meca. Es conocido como el Makka Royal Clock Tower Hotel y es uno de los edificios que dan vida al famoso complejo Abraj Al Bait,  inaugurado en 2012.

Makkah Royal Clock Tower Hotel en La Meca

  1. One World Trade Center. En el mismo lugar donde estaban las que fueron todo un símbolo para la Gran Manzana, las Torres Gemelas, se inaugura en 2014 el rascacielos más alto de Nueva York: el One World Trade Center. Situado por tanto en la actual Zona Cero donde se produjo el atentado terrorista de 2001 y donde se homenajea a las víctimas en el famoso Memorial 11-S. Mide 541 metros, tiene un total de 105 plantas y es visible desde cualquier rincón de la ‘ciudad de los rascacielos’.

World Trade Center de Nueva York

  1. Taipei 101. Está en una de las ciudades más visitadas de Taiwán, Taipei, mide 508 metros y se inauguró en 2004. Se le ha considerado como el rascacielos ‘más ecológico del mundo’ y una de sus principales características es que utiliza la iluminación del edificio para anunciar mensajes a la población.

Taipei 101 de Tawián, con unos 500 metros

  1. Centro Financiero Shanghai World. Uno de los edificios más altos del mundo y más costosos de terminar fue el Shanghai World Financial Center. Está en el corazón de la población china, mide 492 metros y se inauguró en 2008 tras más de 11 años de obras. Cuenta con tres miradores colocados a distinta altura; uno en la planta 94, otro en la 97 y el más alto en el piso número 100.

Centro Financiero de Shangai, con casi 500 metros de altura

  1. Centro de Comercio Internacional. En el barrio Kowloon de la población china de Hong Kong se encuentra uno de los rascacielos más altos del país: el International Commerce Centre. Mide 484 metros, se inauguró en 2010 y en su interior además del Hotel Ritz se encuentra un mirador en la planta 100 desde donde tener las mejores vistas de la ciudad.
  2. Las Torres Petronas. Uno de los símbolos, tanto de Malasia como de su capital Kuala Lumpur, son las famosas Torres Petronas. Con una altura de 452 metros, fueron durante 5 años los edificios más altos del mundo hasta que en 2003 se construyó el rascacielos de Taipei. Se inauguraron en 1998 y son miles los turistas que cada año la visitan y fotografían, especialmente durante la noche cuando quedan completamente iluminada.
  3. La Torre Zifeng. Otra de las poblaciones chinas que tiene uno de los edificios más elevados del mundo es Nanjing, con su Torre Zifeng de 450 metros de altura. Fue inaugurada en el año 2010 y desde el piso 72, donde está su mirador, se tienen unas vistas espectaculares del río Yangtsé y la cordillera Ningzheng.
  4. La Torre Willis. Tras el nuevo rascacielos de Nueva York, es el segundo edificio más alto de Estados Unidos, aunque ha tenido el ‘primer puesto’ durante más de dos décadas; hablamos de la Torre Willis de Chicago. Cuenta con una altura de 442 metros y a diferencia de los anteriores, fue inaugurado hace más de 40 años; en 1974. En su interior se pueden tener las vistas más impresionantes de la población desde la planta 103 en el llamado ‘skydeck’ cuyo balcón es completamente de cristal y al que sólo los más atrevidos prueban a asomarse.
  5. Empire State Building. Este altísimo edificio ha sido desde la década de los setenta un símbolo para la ciudad, y aunque ahora el One World Trade Center es el rascacielos más alto de Nueva York, el Empire State Building sigue siendo uno de los miradores más demandados por los turistas.